Elige tu idioma

 

Visitas recibidas por esta Web

 

Desde Derecha Liberal Española apoyamos al movimiento "El día despues..."

Te invitamos a que tambien lo apoyes. Pincha aquí o en la imagen de la izquierda.

Editorial

... cautivos y desarmados...                               Tiempos de revancha

Como premisa, para un mejor entendimiento, empleamos en el desarrollo de estas ideas las reglas gramaticales y sintácticas de la lengua española, en particular en el uso de genéricos y plurales y, por ello, no contemplamos las nuevas generalizaciones del lenguaje inclusivo.

 

Todos los indicadores apuntan a que los componentes de la izquierda española, desde el reinado de José Luis Rodriguez “Zetaparo”, decidieron el revanchismo político como norma de gobierno.

 

Y así, al mas viejo estilo bolchevique, utilizando el decretazo como forma de alcanzar todos sus objetivos, han conseguido casi llegar a su meta.

 

Pero para que exista una confrontación, les hace falta un enemigo; y si no existe, lo inventan.

 

¿Y quienes son los enemigos de la izquierda?. La respuesta es sencilla: todos los que no están de su parte. En particular los que disponen de algún patrimonio.

 

Es claro que tener un patrimonio da seguridad a su propietario; por eso, cualquier persona razonable intenta conseguir un nivel de ingresos superior al de sus gastos, que le permita incrementar su ahorro como fortín en el que refugiarse en un futuro menos favorable.

 

Pero también está claro que el patrimonio proporciona dos circunstancias personales: libertad y poder. Cuanto mayor es tu patrimonio, mayor es tu grado de libertad e independencia, y también tu fuerza y poder ante los demás.

 

Y, como la libertad y el poder individual son los enemigos acendrados de la izquierda, desde la llegada al gobierno de esa rara ensalada social-comunista-separatista, el empeño de quienes detentan el poder político viene centrado en arrebatar a todos sus oponentes su patrimonio, como paso previo a desposeerlos de su libertad y su poder. Pero como el dinero, al igual que la energía, solo cambia de lugar, lo que ellos consideran mas adecuado es que sean ellos mismos los nuevos afortunados.

 

Así, si tú lector de estas líneas, eres patrimonialmente afortunado, aunque temporalmente lo ignores, eres una mas de las dianas a las que disparar por parte de estos nuevos salvadores de la humanidad, obsesionados con el nuevo orden mundial, con el nuevo hombre y, aprovechando los efectos de la pandemia, con la nueva normalidad.

 

Porque cuando hayan desposeído de su patrimonio a todos sus oponentes, habrán alcanzado sus últimos objetivos políticos. En ese momento, la revancha se habrá culminado y la lucha habrá terminado. El resultado será que cada español pertenecerá al bando de los vencedores o de los cautivos.

 

Y puede suponerse cual es el destino de estos últimos.

 

Tú lector de estas líneas te habrás preguntado muchas veces si no hay solución. La respuesta es sencilla, pero difícilmente aplicable. La única solución es la utilización del poder que te proporciona tu patrimonio, aunque sea escaso. Debes conservarlo a toda costa, porque cuando nada te quede, estarás a merced del Estado que te utilizará a su conveniencia a cambio de una limosna. Pero eso no es todo, tienes que unirte a todos los que se encuentran en tu misma situación, para aprovechar la fuerza del agrupamiento.

 

Al día de hoy, con partidos políticos que se dicen de derechas, pero cuyo único objetivo es el de asegurar el patrimonio de sus dirigentes y paniaguados, no te sirve ese cauce grupal.

 

Hasta que no surja un movimiento político que no se utilice en provecho propio por parte de sus promotores, o eventuales dirigentes, no cuentes con otra solución que no sea la de salir adelante con tus propios medios, o entregar tu alma a la izquierda.

 

Y si consideras que agruparte alrededor de este pequeño partido que es DERECHA LIBERAL ESPAÑOLA (DLE), puede ser un principio de solución, decídete y pincha el botón de más abajo, nada tienes que perder por venir.

 

Pero, si lo haces, no te llames a engaño; tampoco el simple hecho de llegar a DLE va a suponer la respuesta a tus problemas. Solo tu participación activa, y la de los demás integrantes, posibilitará hacer frente a ese ejército que tenemos enfrente.

Otros Editoriales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Derecha Liberal Española, Partido Político

Llamar

E-mail

Cómo llegar