Elige tu idioma

 

Visitas recibidas por esta Web

Editorial

La filfa electoral                                         ¿Y ahora, qué?

 

Celebradas las últimas elecciones generales del reciente 10 de noviembre, cada partido político y cada medio de comunicación hizo su valoración de los resultados. Por supuesto miles de intervinientes en las redes sociales también dieron su opinión acerca de los posibles efectos de los resultados.

 

Y, sin tener en cuenta la mitomanía de Pedro Sánchez, prácticamente nadie daba como posible un gobierno de coalición de PODEMOS + PSOE, con el apoyo o la abstención de ERC.

 

Pues bien, casi todos los opinantes erraron.

 

Menos de 48 horas después de finalizado el escrutinio se cumplió, una vez más, aquel augurio de Murphy que dice que, si algo puede suceder, terminará ocurriendo. Y con gran alborozo de Pablo Iglesias, él y el mitómano sellaban con un abrazo de opereta el gran acuerdo de “gobierno progresista”.

 

Desde luego, las cuentas salen, porque en una segunda vuelta, incluso con la abstención de todos los partidos que no comulgan con la derecha, Pedro Sanchez cuenta con los votos suficientes para formar gobierno.

 

Y, como decimos, a media tarde de ayer 12 de noviembre, los medios de comunicación anunciaban el bombazo que casi nadie esperaba: la coalición del PSOE con la extrema izquierda.

 

Ahora viene la investidura que, por estricta lógica, habrá de estar condicionada al elevado precio de compartir ministerios y perdonar a los sediciosos. Las reacciones no se han hecho esperar y propios y ajenos se echan las manos a la cabeza. Los primeros, los indicadores financieros; el IBEX cerró la jornada con una pérdida de casi 100 puntos y la prima de riesgo se elevó en cuatro puntos respecto del índice del último día antes de las elecciones.

 

Nadie tiene duda alguna que PODEMOS votará a favor de la investidura de Pedro Sánchez, porque el único interés de esta izquierda radical es la de conseguir ministerios desde los que seguir enriqueciendo a sus seguidores y a sus mismos dirigentes, haciendo además efectivas viejas revanchas. Tampoco creemos que haya nadie que vea posible que ninguno de los demás partidos de izquierda vote en contra, con lo que, si echamos mano de la bola de cristal, la investidura de Perico resuelta impepinable. Y, prima facie, para los próximos cuatro años.

 

¿Esperanzas de que esto no suceda?; francamente escasas, dado que los milagros no son habituales, y mucho menos después de la persecución que contra Dios vienen practicando los partidos de la siniestra.

 

Pero, como la esperanza, según dicen, es lo último que se pierde, y teniendo en cuenta la continua mentira que han supuesto las manifestaciones del Presidente de Gobierno, conjugado con su desmesurado interés por disfrutar del poder, nos permitimos lanzar a Uds. un clavo ardiendo al que sujetarse.

 

Así, nuestro pronostico, sería:

 

  • Tendremos investidura en segunda vuelta.
  • Pedro Sánchez incumplirá su acuerdo con Podemos y formará gobierno sin incluir a ningún podemita.
  • Podemos presentará una moción de censura.
  • La moción será derrotada.
  • Sánchez seguirá gobernando en minoría.
  • A finales de 2020, nuevas elecciones; la cuarta en cuatro años para elegir a los miembros de la XIV legislatura.

 

… Y Pedro Sánchez seguirá siendo Presidente, aunque sea en funciones, porque lo unico cierto en todo esto es que disfrutar del poder es el único objetivo del Excelentísimo Sr. Presidente.

 

Otros Editoriales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Derecha Liberal Española, Partido Político

Llamar

E-mail

Cómo llegar